20070510

EXHILIO


Solo tengo un pensamiento en la mente. Creo que alguna vez intenté eliminarlo pero al final sucumbí ante el gran pretexto del respeto. Hubo quienes me dijeron que eso no era respeto sino un estado de locura, en que no quería perderte, aunque en realidad, nunca te tuve. recuerdo que al principio tú eras una compañera como cualquier otra, te veía en clases terminaban y no me interesaba a donde fueras, poco a poco comence a verte más a fondo, sin darme cuenta me comence a preocupar sobre donde estarías? como te la estarías pasando? y lo que más me dolía era pensar de con quien estarías? Algún tiempo despues, me enteré, por tu propia voz, que tenías novio y fué ahi que tuve mi primer desilución, pero seguí intentando, creí que tú tambien sentirías lo mismo por mí, pero al parecer mal interpreté las cosas. Más aún al saber que para tí sigo siendo aquel extraño que te hacía compañia en el camino, sigo empecinado en estar contigo, no interesa que ya me hayas dicho que quieres a tu señor y aunque me molesta que hables de él, por el hecho de estar contigo soy feliz, se que es egoista de mi parte, pero sin tí no puedo ser feliz, dos meses despues tuve un gran enfrentamiento conmigo mismo, pude darte señales de vida, más no quería que por culpa de mis sentimientos hacía tí, tu vida se viniera abajo. Pude sobrevivir, con tu recuerdo, a mis ansias de verte, al volver de mi exhilio, solo tenía un objetivo, verte, tenerte cerca de mí. al encontrarte despues de mi desesperada busqueda, solo esperaba el momento adecuado para acercarme. Pero me detuviste en seco con tu ingenua demostración de orgullo, al demostrarme que ya tenías dueño.

ShamanX

2 comentarios:

Erick Masters dijo...

Y cuando veíamos la misma luz, y en cada mirada se juntaba nuestro azul, cuando susurrabamos la misma voz, y en cada palabra se ofrecía una razón, mas nunca es para siempre... no fue para siempre... nunca es para siempre.

Anónimo dijo...

...Cuando se despertó,
no recordaba nada
pero ya no era ayer,
sino mañana.
Y la vida siguió,
como siguen las cosas que no
tienen mucho sentido.